Artículo

Leyes Autonómicas que Regulan las Colonias Felinas

Leyes autonómicas que regulan las colonias felinas

Escrito por Raquel López Teruel

Jurista y Formadora especializada en Derecho Animal. Fundadora de DeAnimals y Directora Jurídica del IPA.

Publicado el 3 agosto 2022

por Raquel López Teruel

Jurista y Formadora especializada en Derecho Animal. Fundadora de DeAnimals y Directora Jurídica del IPA.

Publicado el 3 agosto 2022

En este post vamos a ver las leyes autonómicas que regulan el control poblacional ético de los gatos comunitarios que integran las colonias felinas en sus respectivos textos autonómicos.

¿Qué leyes autonómicas de protección animal regulan las colonias felinas en España?

A fecha de publicación de este artículo, te informo que:

9 Comunidades Autónomas y 1 Ciudad Autónoma han regulado en sus respectivas leyes de protección animal el control poblacional ético de los gatos comunitarios.

Es decir, de los gatos que llevan una vida libre formando las conocidas colonias felinas.

A continuación vamos a analizar cada una de estas leyes y el articulado que hace mención a la regulación de las colonias felinas.

Comenzamos con la primera norma que reguló el control poblacional de gatos de colonias.

ASTURIAS, 2002

La Ley 13/2002 de protección animal de Asturias fue la primera en regular el control poblacional ético de gatos de colonia que viven en libertad.

Lo curioso de esta ley es que es una ley autonómica de primera generación, es decir, es la primera ley autonómica que se aprobó en la citada Comunidad.

Además regula que el microchip de estos gatos de vida libre se pondrá a nombre del Ayuntamiento.

Es decir, esta ley fue la primera en hablar de:

  • control poblacional de gatos (comunitarios)
  • identificar con microchip a nombre del Ayuntamiento

A continuación puedes ver el texto de la citada norma.

Artículo 19

El artículo 19 de la Ley 13/2002, de 23 de diciembre de Protección y Derechos de los Animales del Principado de Asturias dice textualmente:

«Control de gatos errantes que vivan en grupo.

1. La autoridad municipal, por su iniciativa o a instancia de una asociación de protección de los animales,

en las zonas indemnes de rabia, podrá ordenar la captura de los gatos errantes no identificados y sin propietario o propietaria conocido

que vivan en grupo en lugares públicos del Concejo a fin de proceder a su esterilización y

a su identificación conforme al artículo 12 y devolverlos al mismo lugar.

2. La identificación y censo se realizarán a nombre del Ayuntamiento respectivo,

al que competen la vigilancia sanitaria y el control de estas poblaciones.”

CATALUÑA, 2008

La primera ley de protección animal catalana fue la Ley 3/1988 de Protección de los Animales.

Esta ley fue objeto de varias modificaciones en el año 2003 y en el año 2006.

Fruto de esta reformas en el año 2008 se aprobó el Texto Refundido para la Protección de los Animales, mediante el Decreto Legislativo 2/2008.

Artículos 3, 11, 16 y 41

El Decreto Legislativo 2/2008 regula en sus artículos 16.1 de forma indirecta las colonias felinas.

Si bien en el caso de esta norma autonómica es preciso interpretar este precepto junto con los artículos 3.f, 11.2 y 41.1.c.

A continuación puedes leer el contenido de los citados preceptos legales:

Artículo 16.1 «Corresponde a los Ayuntamientos recoger y controlar a los animales abandonados, perdidos o asilvestrados, y controlar a los animales salvajes urbanos. «

Artículo 3. Definiciones

apartado f) Animal asilvestrado: animal de compañía que pierde las condiciones que lo hacen apto para la convivencia con las personas.”

Artículo 11. Sacrificio y esterilización de animales.

2. Se prohíbe el sacrificio de gatos, perros y hurones en las instalaciones para el mantenimiento de animales de compañía,

y en los núcleos zoológicos en general,

excepto por los motivos humanitarios y sanitarios que se establezcan por vía reglamentaria.”

Artículo 41. Inspección y vigilancia de los animales de compañía.

1. Corresponden a los municipios o bien a los consejos comarcales o a las entidades locales supramunicipales,

en caso de que los municipios les hayan cedido las competencias, las siguientes funciones:

c) Recoger y controlar a los animales de compañía abandonados o perdidos y a los animales salvajes urbanos.”

Sobre si la ley autonómica catalana regula o no las colonias felinas existe cierta controversia por parte de la doctrina de derecho animal.

Sobre este tema he de matizar dos puntos:

Si bien es cierto, que no se regula de forma expresa, en el citado Decreto Legislativo las colonias felinas.

También es cierto, que los citados preceptos son interpretables a favor del control poblacional ético de las colonias felinas,

teniendo en cuenta lo siguientes puntos:

a) Haciendo una lectura en conjunto de los 4 preceptos citados:

Artículos 16.1, 3.f, 11.2 y 41 del Decreto – Legislativo 2/2008

b) Teniendo en cuenta el cntenido de los pliegos de licitaciones para el servicio de control poblacional de colonias felinas

de diferentes Ayuntamientos de Cataluña como en el contenido.

c) Observando las referencias jurídicas a estos preceptos en los convenios de colaboración entre Ayuntamientos de Cataluña con entidades de protección animal para la gestión ética del control poblacional de gatos de colonias mediante el método CER.

d) Tomando como referencia la web de la propia diputación de Barcelona en el apartado titulado «Las Colonias de Gatos en el Ámbito Urbano» no cabe lugar a dudas, al menos por mi parte.

e) Teniendo en cuenta el contexto social actual.

(La ciudadanía y las protectoras demandan una gestión etica del control poblacional de los gatos de colonia.

Y cada vez son más los Ayuntamientos que se suman a esta línea de gestión de gatos de vida en libertad.

Siendo legítima la implementación del método CER por parte de todos los Ayuntamientos de España, con independencia del contenido de su respectiva ley autonómica de protección animal).

f) Interpretando los citados preceptos conforme al contexto jurídico actual.

(Existen herramientas legales de ámbito legal que legitiman a los Ayuntamientos de toda España a aplicar el Método CER, por tratarse de un método científico, y el único sistema de control poblaciona ético de gatos de colonia que llevan una vida en libertad).

g) Teniendo en cuenta el contenido del artículo 3.1 del código civil que dice:


«Artículo 3.1 Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras,

en relación con el contexto,

los antecedentes históricos y

legislativos,

y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas,

atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquellas.»

Desde mi punto de vista, considero que:

» Esta ley regula de forma poco precisa, el control poblacional ético de las colonias felinas.

Aún así, defiendo y defenderé que sí lo hace, aunque podía haberlo hecho de una forma más precisa.»

MADRID, 2016

El Ayuntamiento de Madrid fue condenado en el año 2015 a abonar las tres multas impuestas a un alimentador de una colonia felina y

a pagar las costas del proceso.

La abogada animalista que llevó este caso fue Arancha Sanz.

Poco después el citado Ayuntamiento optó por aplicar el método CER.

¿Casualidad?

Creo que no.

Creo que la sentencia le dejó claro al Ayuntamiento su responsabilidad sobre las colonias felinas.

A día de hoy, el Ayuntamiento tiene un protocolo para la gestión, control y autorización de las colonias felinas.

Puedes verlo en la web del Ayuntamiento de Madrid, en el apartado de Gestiones y Trámites «Animales. Gestión de Colonias Felinas».

Más tarde se aprobó la nueva ley autonómica de protección en 2016.

Esta nueva ley regula el control poblacional de colonias de gatos, en el precepto que puedes leer a continuación.

Artículo 21.7

El artículo 21.7 de la Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid regula las colonias felinas y

dice literalmente lo siguiente:

En aquellas ubicaciones en las que existan colonias de gatos,

donde las condiciones del entorno lo permita,

y al objeto de promover tanto la protección como el control poblacional de los gatos,

los ayuntamientos fomentarán la gestión ética de dichas colonias,

consistente en la captura y control sanitario de estos animales,

su esterilización, marcaje, y suelta en su colonia de origen.

Esta gestión se realizará, preferentemente, en colaboración con entidades de protección animal existentes en la zona.

Los ayuntamientos realizarán, además,

campañas informativas sobre los beneficios que reportan a la colectividad las colonias de gatos controladas y

promoverán, la más amplia colaboración con particulares y entidades para facilitar los cuidados a los animales.”

GALICIA, 2017

En el año 2015 ya existían en Galicia algunos Concellos (Ayuntamientos) que estaban aplicando el método CER.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, en cuya página web puedes leer las Preguntas Frecuentes sobre Colonias de Gatos.

Este Ayuntamiento contaba con la colaboración de protectoras, como la de Micos Do Barrio.

Años después, en el 2017, se modificó la ley autonómica y se regularon en el precepto 26 las colonias felinas.

La Ley 4/2017, de 3 de octubre, de Protección y Bienestar de los Animales de Compañía en Galicia, regula en su artículo 26, las colonias felinas.

Artículo 26

El artículo 26 de la Ley 4/2017 dice textualmente:

Colonias felinas.

1. Los ayuntamientos podrán establecer, conforme a las condiciones y requisitos que se determinen reglamentariamente, lugares destinados a colonias felinas controladas, como un posible destino de las comunidades de gatos sin propietario o propietaria que vivan en la calle, siempre que las condiciones del entorno lo permitan, con el fin de su protección y control poblacional.

2. Los gatos integrantes de estas colonias deberán ser capturados para su marcaje, esterilización y control sanitario. La identificación se realizará a nombre del ayuntamiento, a quien compete la vigilancia y control sanitario de estas poblaciones.”

MURCIA, 2017

La ley autonómica de Murcia fue llevada con otro texto inicial ,muy distinto al actual y finalmente aprobado, a la Asamblea Regional.

En concreto, en el año 2015, en una primera versión del texto autonómico.

Que no llegó a aprobarse.

Y lo mismo sucedió un año después en el año 2016, con otra segunda versión del texto autonómico.

Que tampoco llegó a aprobarse.

En los textos del año 2015 y del 2016 no regulaba las colonias felinas.

Ese fue el primer motivo por el que fue bloqueada la aprobación de este texto autonómico.

Aquí hicieron un trabajo excelente las entidades de protección animal realizando:

  • Manifestaciones en la Asamblea Regional.
  • Presentando escritos.
  • Contactando a la oposición para que presentara enmiendas.

Finalmente en el año 2017, se llevó el texto autonómico de protección animal por tercera vez a la Asamblea Regional.

Y esta vez, sí se aprobó.

Esta vez, si que incluyó la regulación de las colonias felinas.

A continuación puedes ver el texto de esta norma.

Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de Protección y Defensa de los Animales de Compañía de la Región de Murcia,

establece en su artículo 2.4ºg) la definición de gato feral y en el artículo 25 regula y define las colonias felinas.

Artículos 2 y 25

El artículo 2.4g) y 25 dicen respectivamente, de forma literal lo siguiente:

Artículo 2.4.g). Gatos ferales: especie felina doméstica,

que no está sociabilizada con los seres humanos y, por lo tanto, no es adoptable.

Los gatos ferales aparecen por el abandono o la huida de gatos domésticos sin esterilizar,

que se convierten en gatos asilvestrados tras vivir un tiempo por sí mismos,

o son gatos descendientes de otros gatos ferales.”

Artículo 25. Colonias felinas.

1. En aquellas ubicaciones alejadas del medio forestal, es especial Red Natura 2000,

en las que las condiciones del entorno lo permitan,

y al objeto de promover tanto la protección como el control poblacional de los gatos,

los ayuntamientos fomentarán como posible destino de los mismos la constitución de colonias de gatos ferales,

controladas a partir de poblaciones existentes de gatos no identificados que vivan en la calle.

Estos animales, tras su captura y control sanitarios serán

identificados,

esterilizados y

devueltos a la colonia.

2. La identificación y censo se realizará siempre a nombre del ayuntamiento respectivo,

al que compete la vigilancia sanitaria y el control de estas poblaciones.

3. Cuando las constituyan particulares o entidades de defensa de los animales,

requerirán una autorización municipal previa,

siendo éstos responsables de garantizar el mantenimiento de las condiciones higiénico-sanitarias y de salubridad especificadas y que,

en su caso, se establezcan en dicha autorización».

LA RIOJA, 2018

La nueva ley de protección animal de La Rioja no estuvo exenta de polémica jurídica, política y pública.

Esta ley ha sido la más valiente.

Me explico.

A día de hoy, es la única ley autonómica que incluye la esterilización obligatoria de todos los perros y gatos.

Dicha ley fue objeto de un recurso de inconstitucionalidad, por el precepto que regulaba la esterilización obligatoria de perros y gatos, y otros preceptos.

Y sorpresa.

¡ El Tribunal Constitucional dio la razón al legislador de La Rioja. ¡

Puedes leer más sobre este tema en el artículo del IPA

La Ley 6/2018, de 26 de noviembre, de Protección de los Animales de Compañía en la Comunidad Autónoma de La Rioja, regula

en su artículo 31 las colonias felinas.

Dentro del capítulo IV “Las Colonias Felinas Urbanas”.

Artículo 31

El artículo 31 dice textualmente:

Colonias felinas urbanas.

1.Con objeto de promover tanto la protección como el control poblacional de colonias felinas,

en aquellas ubicaciones urbanas donde existan las mismas, y donde las condiciones del entorno lo permitan,

los ayuntamientos podrán constituir o autorizar la gestión de estas colonias.

2.La gestión ética de las colonias de gatos urbanas consiste en la captura mediante el empleo de jaulas trampa,

y control sanitario de estos animales, su esterilización, marcaje de forma visible,

preferiblemente en la oreja, y suelta en su correspondiente colonia de origen.

3.Dicha gestión se llevará a cabo preferentemente en colaboración con las asociaciones

de protección de animales que actúen como entidades colaboradoras.

4.La entidad o asociación que gestione una colonia felina asumirá la responsabilidad civil que pudiera derivarse de la existencia o de la actividad de la misma.

5.Los ayuntamientos podrán promover campañas informativas sobre los beneficios que reportan a la colectividad las colonias urbanas de gatos controladas.

6.La colonia de gatos será alimentada diariamente y dispondrá en todo momento de agua limpia.

El alimento se dispondrá en recipientes que no estén en contacto directo con el suelo,

evitando así ensuciar la vía y los espacios públicos.

Diariamente se mantendrá el espacio limpio para evitar riesgos sanitarios.

Los ayuntamientos podrán promover activamente la colaboración con las asociaciones de protección de animales

que actúen como entidades colaboradoras,

para facilitarles los cuidados, atención sanitaria y alimentación de los animales.

Asimismo, reglamentariamente se establecerá un registro de las colonias urbanas de gatos,

que incluirá el número aproximado de ejemplares en cada una de ellas y

todos aquellos datos necesarios para la trazabilidad de la misma, incluido su ubicación y lugares de alimentación.»

NAVARRA, 2019

La Ley 19/2019, de 4 de abril, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de Navarra,

regula en su artículo 17 las colonias felinas.

En el capítulo V “Animales abandonados, adopción y colonias felinas”.

Artículo 17

El artículo 17 dice textualmente:

«Colonias felinas urbanas.

1.Los Ayuntamientos, las entidades supramunicipales o las comarcas,

como medida de protección y control poblacional de los gatos que vivan en estado de libertad en su municipio,

deberán establecer colonias felinas,

como posible destino de los mismos,

por medio de la captura, esterilización, identificación y suelta.

Los animales se identificarán a nombre del Ayuntamiento,

de la entidad supramunicipal o de la comarca competente en la vigilancia y el control sanitario de la colonia.

2.Los Ayuntamientos, las entidades supramunicipales o las comarcas

establecerán las localizaciones en donde se ubiquen las colonias felinas,

que deberán cumplir unos requisitos mínimos higiénico-sanitarios y de ubicación que se establecerán reglamentariamente.

3.Los Ayuntamientos, las entidades supramunicipales o las comarcas

promoverán la colaboración con particulares y entidades para facilitar el cuidado de los animales.

La gestión se realizará, preferentemente, en colaboración con entidades o asociaciones de protección animal.»

CASTILLA – LA MANCHA, 2020

La Ley 7/2020, de 31 de agosto, de Bienestar, Protección y Defensa de los Animales en la Comunidad Autónoma de Castilla – La Mancha,

regula en su artículo 28.1 las colonias felinas, en el capítulo V “Animales abandonados o perdidos. Control poblacional”.

Artículo 28

El artículo 28.1 dice textualmente

» Control de poblaciones de animales en zonas urbanas.

1.Corresponde a los municipios velar para que las colonias felinas no produzcan molestias

a los vecinos,

ni a sus bienes,

y evitar que se dé lugar a una masificación del número de colonias o del número de gatos que albergan.

2. Evitarán igualmente que afecten a especies silvestres y al medio natural colindante con el casco urbano.

A tales efectos solicitarán la coordinación necesaria del organismo competente en protección del medio natural.

3. El detalle de estos programas, de la ubicación de las colonias felinas y de sus resultados

deberá ser comunicado anualmente a la Consejería competente en materia de bienestar animal. “

PAÍS VASCO, 2022

La Ley 9/2022, de 30 de junio, de Protección de los Animales Domésticos del País Vasco regula en su artículo 28 las colonias felinas.

Dentro del Capítulo V. Gestión de Colonias Felinas y de otras Poblaciones Urbanas de Animal

Artículo 28


«Artículo 28.– Colonias felinas urbanas.


1. Los ayuntamientos serán los responsables de la gestión de colonias felinas urbanas;

dicha gestión se realizará a través de la aplicación del método CER –captura, esterilización, marcaje y retorno– de los animales.

Los gatos devueltos llevarán una marca identificativa para identificarlos como estériles.


2. Los ayuntamientos promoverán preferentemente la colaboración con las personas y asociaciones encargadas del cuidado,

marcado identificativo y censo de todos los animales a los que se les aplique este método.

En ningún caso podrán censarse en la colonia aquellos animales que ya dispongan de identificación individual y

estén registrados en el REGIA, los cuales tendrán la consideración de animales abandonados,

sin perjuicio de la sanción que le corresponda al titular.


3. La entidad o asociación que gestione la colonia felina suscribirá un convenio de colaboración con el ayuntamiento correspondiente y

asumirá la responsabilidad que pudiera derivarse de lo suscrito en el mismo.


4.Salvo la debida autorización administrativa, se prohíbe que la ciudadanía alimente a los gatos de las colonias felinas.

Los ayuntamientos señalizarán adecuadamente la existencia de colonias felinas controladas y protegidas.

Así mismo, a las personas encargadas de la alimentación de las colonias felinas se les entregará el correspondiente documento acreditativo.


5.Se promoverá la adopción de aquellos individuos sociables y sus crías,

siempre bajo supervisión de asociaciones o protectoras de animales y con contrato de adopción,

además de debidamente identificados, mediante microchip o lo que en cada caso corresponda, e inscritos en el REGIA.

Sólo deberán permanecer en la colonia aquellos que no puedan ser adoptados por inviabilidad de socialización.»

Nota. Estoy muy contenta con este artículo sobre colonias felinas, con respecto al borrador anterior.

Te cuento.

Estoy muy emocionada y contenta porque en el texto inicial se atribuía unas responsabilidades abusivas a los gestores/as sobre las colonias felinas.

Muchas de estas personas se han formado en el IPA.

Y nos han contactado para darnos las gracias.

Nos comentaron en la sesión online grupal gratuita del IPA del sábado 13 de agosto de 2022, que:

«GRACIAS a la formación e información especializada en derecho animal recibida en los cursos online del IPA,

hemos podido paralizar dicho texto abusivo.

Y no solo eso, si no que han conseguido que el artículo refleje de forma clara, la

RESPONSABILIDAD DEL AYUNTAMIENTO en LAS COLONIAS FELINAS.

Ya que han sabido argumentar y presentar escritos, trasladando al gobierno autonómico del País Vasco,

de quién es realmente la responsabilidad de las colonias felinas.»

Y finalmente así lo ha recogido este artículo 28 de la Ley 9/2022 del País Vasco.

CEUTA, 2015

Ceuta fue con esta norma, sin saberlo inicialmente,

la promotora de un aluvión de nuevas leyes autonómicas de protección animal que regularon el control poblacional ético de las colonias felinas,

ya que después de aprobarse esta norma se modificó la ley autonómica de

  • Madrid en 2016,
  • Galicia y Murcia en 2017,
  • La Rioja en 2018,
  • Navarra en 2019,
  • Castilla – La Mancha en 2020 Y
  • País Vasco en 2022.

El Reglamento de Ceuta antes de ser aprobado fue objeto de un Dictamen del Consejo de Estado con nº de expediente 865/2014.

En el citado Dictamen se mencionó que el Método CER (TNR/CES) es un método científico.

Por lo que el control poblacional de gatos comunitarios, mediante la captura, esterilización y retorno del gato a su colonia es un método eficaz a nivel sanitario y de bienestar animal.

Reglamento 2/2015, de 23 de marzo, regulador de la Tenencia, Protección y Bienestar de los Animales de Compañía de Ceuta,

en su disposición adicional tercera regula las colonias felinas.

Disposición Adicional Tercera

Disposición Adicional Tercera.

«Control poblacional de gatos.

La Ciudad Autónoma de Ceuta, a través de la Consejería competente,

podrá realizar actuaciones de control poblacional de colonias de gatos para la captura, castración y suelta (TNR: Trapneuter-return),

salvo que conste en informe de las autoridades sanitarias competentes en materia de sanidad animal y salud pública,

que las condiciones epizootiológicas y de salud pública no lo permiten y mientras dure dicha situación.”

Leyes autonómicas en proceso de modificación

A fecha de publicación de este artículo, están en proceso legal para modificarse las leyes autonómicas de protección animal de las Comunidades Autonómicas siguientes:

  • Andalucía,
  • Cantabria,
  • Canarias y
  • Generalitat Valenciana

Conclusión IPA

Cada vez son más los legisladores autonómicos que a hacen referencia al control poblacional ético de los gatos de colonias felinas en sus nuevos textos legales de protección animal.

Siendo este tema un punto rojo e innegociable a la hora de modificar una ley de protección animal por parte del movimiento profesional de la protección animal.

No obstante, con independencia de lo que diga el texto autonómico y/o la norma municipal en materia de colonias felinas,

todos los Ayuntamientos de España tienen legitimidad legal para aplicar el método CER.

Este tema es objeto de análisis jurídico en el curso del IPA «Legislación aplicable a las Colonias Felinas 3.0» y en el

Taller online de escritos a Ayuntamientos sobre Colonias Felinas

También en los siguientes artículos, que puedes leer, si quieres saber más sobre este tema.

Otros artículos que te pueden interesar …